Febrero 8, 2023

El aborto clandestino en Chile persiste

Por Florencia Leiva
En el año 2017 se promulgó la ley 21.030, que despenaliza el aborto en tres causales. Sin embargo, a la fecha, siguen existiendo factores que inciden en la persistencia del aborto clandestino en Chile, tales como: educación sexual integral y acceso a la información.

Educación sexual integral

La educación sexual integral es una temática con grandes falencias en Chile. La ley 20.418 fija normas sobre información, orientación y prestaciones en materia de regulación de la fertilidad y establece un inciso que señala “los establecimientos educacionales reconocidos por el Estado deberán incluir dentro del ciclo de Enseñanza Media un programa de educación sexual, el cual, según sus principios y valores, incluya contenidos que propendan a una sexualidad responsable”. 

No existe ninguna política pública que regule la correcta implementación de lo establecido, tampoco hay capacitaciones a los y las docentes para entregar educación sexual en las aulas. Entonces ¿qué ocurre con los niños, niñas y adolescentes? Quedan expuestos al gran universo y enseñanzas de internet, a crecer y desarrollarse sin una base de conocimiento sobre sexualidad, lo cual genera consecuencias como: embarazos no deseados, infecciones de transmisión sexual e ignorancia frente al tema. 

Danitza Pérez, directora ejecutiva de Asociación de Abogadas Feministas (Abofem) menciona que “creo que la falta de  educación sexual es una gran falencia que tenemos como sociedad y que ha permitido, por ejemplo, que hoy día tengamos problemas tan graves como los que tenemos en temas de aborto y sobre todo desarrollo de sexualidad de las personas”.

Acceso a la información

La salud sexual y reproductiva ha sido invisibilizada por muchos años en Chile. El gran cambio que hubo fue el 2017 con la promulgación de la ley 21.030, en el mando se encontraba la ex presidenta Michelle Bachelet. Sin embargo, el gobierno posterior de Sebastián Piñera, estableció una nula distribución de información respecto a la interrupción del embarazado, ya que de esta forma se estaría llamando a las mujeres a abortar. Este hecho repercute de manera negativa en las mujeres. Muchas de ellas a pesar de encontrarse dentro de las tres causales, buscan alternativas clandestinas para realizar un aborto, debido a que la información (de la ley) es poco clara o nula. 

Estefanny Molina, abogada de Women’s Link Worlwide, agrega que “hemos visto en Chile que hay muchas barreras de acceso a la información, principalmente porque la ley que despenalizó el aborto el 2017 contempla una prohibición absoluta de difusión de información en materia de acceso al aborto porque según los antiderechos es hacer propaganda del acceso al aborto y pues porque todas las mujeres embarazadas o no vamos a ir a abortar”. 

La información es esencial para un mejor desarrollo social. Las mujeres deben tener el acceso necesario (y sin barerras) para obtener información respecto a los temas que las conciernen. “Es muy importante que independientemente de la legislación que exista se asegure que uno de los primeros derechos para garantizar el acceso a las mujeres, independientemente de la ley, es el derecho a la información” menciona Molina. 

Estableciendo políticas públicas que regularicen una efectiva educación sexual integral en los establecimientos y un fácil acceso a la información, las mujeres podrán tomar decisiones con una base importante. Una sociedad que restringe y prohibe el aborto, no hace que mujeres dejen de necesitarlo, lo que hace es que se exponen a realizar