Diciembre 2, 2021

La falta de consciencia ecológica en Santiago

Organización un solo chile

organizaciones de jóvenes limpian las calles de Santiago

Las diferentes manifestaciones llevadas a cabo en Santiago, han dejado numerosas huellas en las calles. Grandes torres de deshechos y barricadas afectan el medio ambiente y el tránsito de la ciudad.

Poca consciencia ecológica, falta de hábito para dejar la ciudad limpia, poca iniciativa medio ambiental, son algunas de las carencias que tienen los chilenos a la hora de manifestarse públicamente.

El epicentro de los disturbios

Plaza Dignidad, es el centro de congregación para quienes intentan manifestar sus descontentos. Es una zona que constantemente queda llena de basura y elementos contaminantes que no son recogidos por los participantes de las marchas. Muchas veces provocadas por ellos mismos, como es el caso de las barricadas o las bombas lacrimógenas arrojadas por Carabineros.

Carla Ávila, asesora en comunicaciones estratégicas y relaciones comunitarias para empresas del sector medioambiental, señala que “en Chile no existe el hábito de llevar a un punto limpio los residuos que se pueden reciclar”. Apunta al tema de que las manifestaciones no deberían generar ningún residuo.

Por otro lado, habla sobre lo dañino que es el uso de los gases. Afirma que cualquier gas es contaminante y perjudicial para el medio ambiente como para los seres humanos. Además, las barricadas provocadas por diferentes grupos de manifestantes, dejan un sinfín de residuos en las calles que después tienen que ser recogidos por funcionarios municipales, ya que prohíben el paso de los automóviles y contaminan, provocando descontento entre los vecinos del sector afectado.

Ávila explica que se necesita más conciencia de este tipo, ya que las personas que se manifiestan tienen conocimientos bajos sobre el tema. Esto lleva a pensar que la mejor opción es desarrollar algún recurso digital o físico que ayude a informar sobre la materialidad de los productos que se botan en las protestas y así empezar a promover diferentes formas para evitar que se genere más basura y a su vez, proporcionar más centros de reciclaje en las zonas de manifestaciones.

Un solo Chile, grupo de jóvenes que se dedicaron a limpiar las calles de Santiago tras los disturbios cometidos el 18 de octubre del 2019. Esta iniciativa partió como un grupo de WhatsApp de diferentes sectores de la capital que se fueron uniendo y formaron una entidad que ayudara con el mantenimiento de las calles, señalando que quieren “Ayudar y levantar Chile”.

Añadiendo a lo anterior, se espera que poco a poco se pueda lograr la conciencia ecológica que necesita el país y que más personas se quieran unir a este tipo de causas para cuidar el medio ambiente y las calles del Gran Santiago.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *