Diciembre 8, 2022

¿Cómo ser vegano y futbolista profesional al mismo tiempo?

Distintos futbolistas se han sumado al veganismo, como Jorge Díaz Price de Everton que lo hace por los animales, y el delantero de Deportes Recoleta, Matías Rubio, quien comenzó a ser vegano por temas de salud, pero ahora lo ve como una alternativa para cuidar el planeta.

Andrés Díaz Durán de 26 años, juega como futbolista profesional en el club de Deportes Santa Cruz, el cual milita en la primera B del fútbol chileno. En sus inicios debutó en las inferiores de Universidad Católica, para luego ser enviado a Deportes Valdivia, además de pasar por Palestino y  Ñublense, siendo este su último club.

Hace 3 años sigue una alimentación vegana y desde entonces se mantiene en constante monitoreo por una nutricionista especializada en el tema. No consume bebidas hace 7 años, nunca ha bebido alcohol y no le gusta salir mucho, se define como una persona estricta que cuida lo más posible su salud.

En 2019, cuando aún era parte de Ñublense, tuvo que viajar desde Chillán a Valparaíso por un partido que posteriormente fue suspendido por incidentes del estallido social. En el trayecto de vuelta, su preparador físico le recomendó el documental de Netflix “Cambio Radical”, que lo dejó sorprendido con los grandes cambios que se pueden lograr con una dieta en base a plantas.

“Llegué a mi casa y le comenté a mi pareja que no comería más carne, le pedí que viera el documental y ahí tomara una decisión”, cuenta entre risas Andrés, quien ya estaba familiarizado con el asunto, ya que su cuñado y la pareja de este, seguían una alimentación vegetariana y vegana respectivamente. 

Después de un mes, noté los primeros cambios, no sentía esa sensación de pesadez post entrenamiento, me sentía muy liviano

A ambos les interesó tanto los beneficios personales del veganismo, que para el mediocampista de Deportes Santa Cruz contar con el apoyo de su pareja permitió que  fuera más fácil cambiar su dieta tradicional. La primera semana resultó ser muy “al ojo”, a pesar de que investigaron, las ganas de cambiar sus hábitos alimenticios no eran suficientes para alguien que trabaja con su cuerpo, por lo que decidió consultarle a Óscar Castillo, nutricionista de Universidad Católica, quién lo derivó a una especialista.

La visita con una nutricionista especializada en veganismo fue un tanto complicada, la exigencia de comer legumbres entre 5 y 6 veces por semana debido a su alto nivel proteico resultaba un nuevo mundo para Andrés, quien estaba solo acostumbrado a ellas en platos guisados y calientes. “Con el tiempo, aprendí que las tortillas de verduras se pueden hacer con harina de garbanzos en reemplazo del huevo, también conocí el tofu (proteína 100% vegetal a base de poroto de soja) que aportan alta proteína en la alimentación diaria”.

Con más energía que nunca

Al contar con el apoyo de especialistas, y sobre todo con el de su pareja, quien se encarga de la diversidad y versatilidad de las comidas, “después de un mes, noté los primeros cambios, no sentía esa sensación de pesadez post entrenamiento, me sentía muy liviano” comenta Díaz, quien se compara a sus compañeros en época de pretemporada, donde termina “impecable” para continuar con su rutina, mientras que el resto del equipo están agotadísimos. “Algunos de mis ex compañeros de Ñublense notaron mis cambios, y decidieron sumarse, incluso uno actualmente también es vegano”.

A pesar de que no le gusta la idea de predicar el veganismo, siempre que le consultan o ve a alguien interesado en el tema lo aconseja lo más posible, partiendo por disminuir el consumo de carne hasta encontrar el encanto de este tipo de alimentación.

Andrés Díaz, quien tiene un gusto incomparable por los animales, recicla, y se suma a todo lo que aporte al medio ambiente, agradece que su actual club siempre tiene en consideración su alimentación, aunque aconseja que nunca está demás portar una leche de soja y frutos secos para brunch de medio día.